Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

La sexualidad, ¿cuesta hablar de ella?

Imagen
La sexualidad es eso que todos tenemos que hace que nos sintamos bellos, apetecibles, atractivos a ojos ajenos. Es nuestra manera de querer que se nos mire y sentirnos seductores, agradables para los demás. La sexualidad además es lo que nos permite "elegir" (aunque aquí el corazón tiene mucho que decir, por eso lo pongo entre comillas) a quien creemos podrá ser capaz de traspasar nuestros genes a la siguiente generación, como animales que somos, para posteridad de la raza.
Según los estudios las mujeres pensamos en el sexo cada dos o tres días, mientras que el hombre lo hace al menos una vez al día. Según estos datos generales, deberíamos ser capaces de hablar abiertamente del sexo y la sexualidad con la misma facilidad que lo hacemos de todo lo demás. La sexualidad no podemos negar que es una parte importante de nuestra vida ya no solo desde el punto de vista del placer, sino de la salud y la longevidad. Por ello hablar del orgasmo, del placer, de la eyaculación no debería s…

Técnicas de Relajación

Imagen
Planteando la posiblidad de realizar un curso que englobe a groso modo, las técnicas de relajación y control de estrés que he aprendido con los años que llevo inmersa en el mundo de las terapias naturales, me he decido a explicar el porqué de tan necesario aprendizaje y mi disposición para proporcionar conocimientos sobre ello.
Nos encontramos en un mundo cada vez más rápido, más exigente, más complejo de mecanismos automáticos basados en la apariencia sobre todo, en los bienes de consumo mas que en lo interno y el conocimiento propio. La relajación, el autocontrol y la alimentación, saber comer, han dejado de ser tan importantes como deberían ser. Estas herramientas son las que nos proporcionan el equilibrio necesario para poder desarrollarnos completa y sanamente a nivel interno, mental y emocional.

Pensemos un poco en realidad en el día a día en nuestras vidas, corriendo para llegar a un trabajo que muchas veces no nos motiva, con horarios infernales que no nos proporcionan la est…